La anorexia no es solo un problema mental…? Por Cristian Figueredo Braslavsky

En el día de ayer se ha publicado en el periódico EL PAIS una nota acerca de la publicación de un macro estudio a nivel mundial sobre la anorexia y las disfunciones metabólicas. El estudio se presenta en la dirección, de lo que hace unos pocos días publique en forma de articulo y bajo el titulo: “La deriva de la ciencia…” LEER ARTÍCULO ].

Quisiera establecer una posición en relación a la investigación clínica a la que parece responder este estudio. Entiendo la importancia de las investigaciones clínicas sobre diferentes patologías que de un modo u otro comprometen el cuerpo. El avance de la ciencia tiene un lado fundamental para comprender y afrontar retos que en tiempos pasados eran difícilmente asumibles, incluso comprensibles. En esta dirección hay que remarcar el papel fundamental que la investigación clínica tiene en el conocimiento sobre diferentes patologías y sus posibles modos de tratamiento.

Ahora bien, reducir el campo de la ciencia en la dirección del hallazgo de una explicación genética a una patología multicausal y compleja, responde a un ideal de salud que toma como suyas las leyes propias del mercado, donde queda excluida la subjetividad y la complejidad. Es decir, se sustituye lo complejo y subjetivo por lo simple y objetivo. ¿Con que finalidad? . Como mínimo es una respuesta que no parece ni simple ni que responda a la lógica de la diferencia, sino mas bien al todos iguales, para todos lo mismo…

Cuando se apunta a una explicación universal a una construcción sintomática que se enlaza y sostiene sobre la lógica de lo particular, lo que sucede es que de un modo silencioso e inconsciente, en el mejor de los casos, se da lugar y se instaura la falta de responsabilidad de cada uno de nosotros sobre la forma de hacer con lo que padece. Si no hay responsabilidad sobre el síntoma de cada uno, lo que adviene a ese lugar es un otro que tendrá la respuesta y la verdad, despojando a cada uno de la soberanía sobre su propia construcción de la verdad de su padecer.

Sobre el final de la nota La propia Sociedad de Endocrinología y Nutrición se muestra prudente ante eventuales cambios en el tratamiento, destacando, que si bien hay cosas aun por explicar en los cambios metabólicos, no hay nada por el momento que nos haga pensar en un cambio en el tratamiento y mucho menos una explicación de la anorexia mental sobre la base de la genética.

Desde la Unidad de Trastornos Alimentarios PSIMA, donde trabajamos con la anorexia, la bulimia, la obesidad y los atracones,  entendemos que las dificultades del comer tienen diferentes vertientes y es desde esa multiplicidad de factores que se ponen en juego en este tipo de síntomas (nutricionales, endocrinológicos y metabólicos, psiquiátricos y psicológicos, sociales y culturales, entre otros), que pensamos e intervenimos junto con el paciente y su familia.

Enlace con la publicación: La anorexia no es solo un problema mental, el metabolismo influye…